Davinci, piensa en lo imposible
davinci_imaginacion

Quién no soy

¿Quién no soy?

Lógicamente no soy Leonardo Da Vinci, lamentablemente sólo hubo un genio con ese nombre que vivió y murió en el lejano Renacimiento italiano. Sin embargo, el espíritu universal, que le llevó a abordar temas tan dispares como la pintura, la arquitectura, la ingeniería, la medicina, la escultura, la filosofía e incluso la música o la poesía (entre otras), sigue muy vivo.

Es ese espíritu el que anima davinci.es y es ese espíritu el que intento recuperar.

¿Quién soy?

A quién le importa. Tan sólo una mente inquieta en busca de nuevos caminos, que no quiere que nadie le diga hasta dónde, cómo o cuándo puede llegar. Los límites que ponemos a nuestras capacidades son tan sólo barreras invisibles con las que la sociedad intenta domesticar nuestros espíritus.

Los grandes sabios de la antigüedad no contaban más que con sus sentidos y su imaginación para preguntarse por el mundo en que vivían y, sin embargo, llegaron más cerca de la verdad de lo que hoy, con toda nuestra alta tecnología e inmensidad de información, hemos sido capaces de alcanzar.

Recuperemos el espíritu Davinci y atrevámonos a pensar en lo imposible.